Gula Sonora: crear y sentir a través del sonido

Gula Sonora: crear y sentir a través del sonido

Los avances tecnológicos relacionados con el sonido y la telefonía han conseguido que veamos con toda normalidad multitud de personas a nuestro alrededor conectadas a auriculares escuchando música o ‘hablando solas’ mientras se desplazan a cualquier lugar.

¿Por qué necesitamos recibir determinados estímulos sonoros de forma ininterrumpida? ¿Nos cuesta estar con nosotros mismos? ¿No nos interesa en absoluto escuchar lo que nos rodea? ¿Conocemos el ambiente sonoro de nuestro entorno? ¿Es necesario conocerlo?.

A punto de iniciar el proyecto Gula Sonora, intuyo que las respuestas son variables dependiendo, entre otras cosas, de la edad del grupo del que estemos hablando. Quizás lleguemos a la conclusión de que es interesante ‘escuchar’, que carece de importancia hacerlo, o que no hay por qué buscar conclusiones relevantes.

¿Cuál es, entonces, la razón de existir de Gula Sonora? Gula Sonora es una invitación a reflexionar, escuchar, crear y sentir a través del sonido, basada en la convicción personal de que el sonido en sí mismo es una fuente inagotable de información, sensaciones y posibilidades de vivir de forma… diferente.

Para ello, voy a hacer una serie de propuestas a mis alumnos, encaminadas a:

  • Reflexionar acerca del sonido, desde un punto de vista personal.
  • Observar el ambiente sonoro que les acompaña a diario.
  • Analizar el comportamiento de las personas más cercanas, en relación con sus contextos sonoros.

Aplicación didáctica

Con el fin de acercarnos al hecho sonoro desde la experiencia y desde diferentes perspectivas, vamos a seguir los siguientes pasos:

  • Lectura de El Músico, de Enrique Gómez Medina (Autoedición, 2019).
  • En cada uno de los capítulos debes subrayar todas aquellas palabras y expresiones que aludan al sonido. Pueden ser algo evidente, como las palabras: gritar, zapatear, aplaudir, suspirar… O algo sutil: remover el café. Expresiones que siempre asociamos a un sonido concreto.
  • Todas ellas las identificaremos y trataremos en el aula. Probablemente no estaremos de acuerdo con los sonidos asociados, pero eso forma parte de la actividad.
  • Hablaremos del sonido desde el punto de vista psicológico: cómo nos afecta al carácter, si se puede asociar a otros sentidos, a imágenes o al dolor.
  • Investigaremos sobre la Musicoterapia, una disciplina de la que la que ya hablaban los griegos en la Antigüedad y que contribuye a la atención de numerosas enfermedades o dolencias.